jueves, 5 de diciembre de 2013

las putas tentaciones

Ponerse a Dieta es como dejar al novio, piensas que es lo que tienes que hacer, pero te vienen a la mente los momentos bonitos de manta y palomitas en el sillón y los polvos esporádicos que te daban mucho gustirrin!... y te entran LAS PUTAS TENTACIONES!

las putas tentaciones de no dejarle y utilizarle cual perra para tu beneficio sexual!

Pues la dieta es igual, es pensar en quitarte esos dulces y tu vida pasa a cámara lenta con música chorra de peli de segunda recreando como muerdes una palmera de chocolate en mitad de la gran vía...

Sin más, haces que eso se borre inmediatamente y piensas que vas a ser capaz de no echar de menos los momentos de lágrimas y helado simulando un sexo en nueva york en tu propia casa o que vas a ser capaz de no volver a comer PIZZA NUNCA MÁS DE LOS JAMASES AMÉN!

como eres más chula que un ocho, TE PONES A DIETA! y entonces.... LLEGAN LAS PUTAS TENTACIONES.

todo va más o menos bien, el primer día estas de puta madre, te sientes incluso mirando a los demás por encima del hombro "eh que estoy a dieta tsss y soy lo puto más porque no he caido desde hace 5 min en ninguna tentación"

-"come come lo que te de la gana que a mi me importa un pimiento"

el primer día lo pasamos con nota, estamos realmente JODIDAS pero lo pasamos. quizá el hambre ni siquiera viene a visitarnos porque nos hemos puesto cerdísimas con la excusa "pre-dieta" y el cuerpo es muy sabio y tiene reservas para esta vida y para la siguiente.

el segundo día sigues con tu actitud prepotente de comerte el mundo, aunque en realidad lo que deberías decir es que si TE COMERÍAS EL MUNDO pero con salsa barbacoa y patatas gajo. tienes un hambre y unas ganas de mandarlo todo a la mierda que te planteas que tu no naciste para hacer dieta y te autoconvences de formas parte de esa gente que tiene un defecto genético y no es compatible con el régimen, que le da alergia, intolerancia...

Alguien de pronto te ayuda y te recuerda tu propósito y entonces vuelves al estado de chulería que te hace poner a la planca un "pescao" como si fuese el mejor plato de top chef. y cuando te sientas a comer.... CHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN... LAS PUTAS TENTACIONES!

te apetece PAN! MUCHO PAN! TODA LA BARRA! y un pan payés, y una baguette de esas calentitas con bacon por dentro y queso derretido y una tostada con nocilla "pa después" el pan te mira desde encima de la mesa... tu sabes que PAN NO PUEDES COMER...

le miras y le haces un corte de mangas... y el te mira y te dice "estas sola, nadie se enterará" lo coges... lo hueles... HUELE A PAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN a pan recién hecho..

ese pan del que quitas el cuscurro mientras subes a casa y te sabe a gloria!!!! pero PUM vuelves a la realidad y ves tu "pescao" seco encima del plato vacío y piensas LA DIETA ES UNA PUTA MIERDA quiero 28 barras de pan y las quiero YA! pero al final esa es una de tantas PUTAS TENTACIONES que te pasarán a lo largo de tu dieta. se peude llamar pan como se puede llamar chorizo de pamplona pero al fin y al cabo es UNA PUTA TENTACIÓN! de ti depende dejar que te gane la batalla...