miércoles, 31 de julio de 2013

Parques de atracciones y obesidad

El sábado estuve en el Parque de Atracciones; hacía dos años o algo más que había pisado por última vez un parque de Ocio de este tipo y me apetecía volver.
Desde que comencé con el vlog de Srtainvertida, me han llegado muchos emails y comentarios al respecto del “tamaño de las atracciones”.

Incluso una vez, que se propuso como lugar de encuentro de una kdda, el parque Warner, antes de ir, nos informamos de la accesibilidad que había para personas con talla XL y lo único que encontramos fueron evasivas y como única justificación, que en las atracciones existía un asiento de ejemplo, para que fuese probado, tanto por personas obesas, como más altas de lo normal, etc… Es ahí cuando una se pregunta… ¿me estarán tomando el pelo creyendo que no me doy cuenta?

Básicamente esto se traduce en, tu pagas la entrada al parque, nada barata por cierto, y si tu culo no cabe en el “asiento de ejemplo”, te jodes. Chimpum. Eso si existe el asiento de ejemplo que aún me queda por que me especifiquen este punto…

Obviamente no se van a “mojar” en poner una serie de restricciones para gente con sobrepeso, porque eso bien les podría valer un escándalo público, así que es mejor, hacer que la gente invierta su dinero en un OCIO ENGAÑOSO, y no solo eso, sino que pongan su seguridad en manos de unos irresponsables que a lo sumo, te aprietan para que quepas, o te invitan a bajar de la atracción, pasando un bochorno que no desearías ni a tu peor enemigo.

De hecho el mismo sábado, nos ocurrió a nosotras, subidas en "los fiordos" que justo cuando iniciabamos la subida de la "cuesta" para la caida, nos percatamos que no nos habian bajado la barra de seguridad, la chica que iba a nuestro lado notó que estaba como muy "suelta" en el asiento que sabéis que se trata de una barca en la que caben 4 personas por banco. puede que la atracción no sea de las más peligrosas, pero cualquiera en la caida puede salir despedido.... pudimos bajar la barra antes de iniciar el descenso, pero eso no significa que los operarios no hiciesen su trabajo, puesto que yo, no tengo que bajar dicha barra.

Llevo unos días, leyendo de casualidad el caso (abajo podeis leerlo en los enlaces) de un par de mujeres que gracias a esa vergüenza que pasaron en los parques de ocio, se pusieron a dieta, y mejoraron su aspecto.
Dos mujeres, de obesidad estilo americano, que inocentemente fueron a pasar un dia divertido en un parque de ocio, y se encontraron con las risas, las burlas y la imposibilidad de subirse a las atracciones.
La noticia por tanto, es, que gracias a eso, se dieron cuenta, que debían adelgazar, y un tiempo después, se hacen la foto, contentas de subirse al lugar donde unos meses antes, le prohibieron la entrada.

Puede que esto no sea motivo de crítica, mucha gente necesita un punto de inflexión para redirigir su vida, o en este caso sus hábitos alimentarios, pero la pregunta es… Esta es la solución realmente? o Deberíamos pararnos en las noticias que hablan de jóvenes obesos que murieron en las atracciones, al caerse, o salirse de ellas por no ir bien sujetos o porque los arneses de seguridad no cubrían todo su cuerpo.
De quién es la culpa de estas muertes? De la persona con sobrepeso? Del parque por no tener asientos accesibles? De los trabajadores que permitieron que esta persona subiese a la atracción?

Seguimos creyendo que cualquier obeso lo es, porque no para de comer grasas las 24h del día y nos justificamos de la discriminación constante que sufren, diciendo que si se pusieran a dieta, nada de esto habría que tratarlo.

El sábado cuando llegué al parque, me di cuenta, de que quizá no había contado con que mi culo en dos años había cambiado su tamaño.. y empecé a tener escalofríos y miedo al ridículo o peor aún miedo a quedarme enganchada en algún sitio o que alguna atracción no funcionase correctamente por mi talla y me produjese algún daño.
Me fijaba en las chicas y chicos que subían antes que yo, escrutaba sus muslos y su culo, comparándolos conmigo y pensando ¡si ellos entran, yo también! Pero aún así, me quedaba esa horrible sensación de.. ¿y si soy yo la que se cae, la que no entra o la que pasa un bochorno espantoso?

Ayer mismo leía a una chica en el fb que le ocurrió exactamente lo que yo temia, se subió a una atracción de esas que te ponen bocabajo y el arnes de seguridad no funcionó correctamente. Lo escribió como el que habla de su visita a la panaderia, consciente de que aquello había pasado y fue una mala experiencia, y en cambio, yo no podía parar de temblar.

Cuantas veces me había imaginado en esa situación? Ella sobrevivió, pero podría haber sido peor. Y todo para que? Que muerte tan absurda o que mal trago tan horrible por no tener la talla estándar de las atracciones? Atracciones chinas con miniespacios donde solo cabria un oriental? Es lo que tenemos que aceptar?

Ojo, ni estoy haciendo apología de la gordura ni estoy haciendo un drama, simplemente estoy contando una realidad. Porque decidme, quien tiene narices de decirle a un niño que por enfermedad tiene sobrepeso, que no puede ir a un parque de atracciones PORQUE NO CABE! ES TAN INJUSTO, TAN CRUEL, TAN PRIMITIVO, TAN INEXPLICABLE!

A cambio solo nos queda seguir pagando un parque de atracciones para no subir en ellas, en vez de buscar soluciones a este acoso Y que me decis de la falta de información? Ni un solo responsable sería capaz de dar la cara para intentar explicar este hecho. Estoy 100x100 segura de ello.

Ojalá las noticias se hicieran eco de todo esto que parece pasar por alto y no deja de ser nuestro dia a dia.
Y sobre todo, no volviese a escuchar a una amiga contar que su hermana, se subió en una atracción que no la cerraba, sin decir que no estaba segura, agarrando el arnés simulando que estaba sujeta, solo para demostrar que no estaba gorda y para no hacer el ridículo delante de sus amigos… ¿hasta donde vamos a llegar?

Imaginaros por un momento esta situación… alguien que prefiere incluso, arriesgar su vida, antes de sentirse diferente, inferior o excluida… Donde están los responsables que podrían evitar estas situaciones? Donde están las cabezas pensantes y donde esta la lógica? La puñetera lógica!



Ayer estaba viendo un programa de estos donde literalmenet unos niñatos exhiben sus vidas en un show televisivo. Escuché, como se hablaban de una chica-señora, gorda, diciendo que parecía una bomba a punto de explotar y petar todo el paseo marítimo…. Y lo único que desee en ese momento, es que el metabolismo de ese niñato maleducado, se volviese en su contra, y como en las películas de ficción, viviese durante unos días con los kg de más de esa señora a la que insultó.. y cuando acabase llorando en un rincón sin poder soportar más las risas de sus colegas… entonces, habría aprendido la lección! Pero eso no pasa en la realidad ni en ningún sitio y los parques siguen siendo talla única y los niñatos siguen siendo niñatos.



Fdo una soñadora de parques para todas las tallas, donde las risas y el agodon de azúcar nunca faltase…


NOTICIAS Y OPINIONES RELACIONADAS:

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/disney-cierra-una-atraccion-por-ofender-ninos-gordos-20120301
http://www.emol.com/tendenciasymujer/Noticias/2012/09/09/23215/Mujer-bajo-de-peso-tras-pasar-la-vergenza-de-su-vida-en-Disney.aspx
Motivo de mofa?
http://www.youtube.com/watch?v=i80TbTStQPg
Opinión de un usuario de port aventura: “Fuímos directamente al Furious Baco y en éste, un hombre de gran tamaño (gordo) quiso subírse en la atracción pero sus dimensiones no lo permitían. Me dio muchisima pena ver al pobre hombre levantarse del asiento para irse por el mismo camino por el que vino y haber pagado un dineral para no poder subirse en ninguna de las atracciones (supongo que no podria subirse, era de grandisimo tamaño). Por un momento de la situación me puse en la piel de este señor y sinceramente me dí asco a mi mismo, sentirme humillado por mi fisico, ver como la gente me miraba como me iba por el mismo camino del que vine por ser gordo. Ese señor se habría sentido como una mierda y seguramente con ganas de morirse. Segun mi opinión, es una injusticia las restricciones de estos aparatos hacia esta gente. ¿Por que no los adaptan para esta gente? Saben perfectamente que en este mundo hay personas de este tipo y con las mismas ganas de disfrutar en una atracción y sentir la adrenalina que ello supone.”

martes, 23 de julio de 2013

Miedos de Gorda



Llevo unos dias pensando en los miedos, todos los tipos de miedo que son imposibles de enumerar sin escribir una tesis sobre el tema.

así que me voy a centrar solo en un tipo de miedo, miedo que aunque mucha gente podría decir, que nadie está libre de tenerlo, estoy 99% segura que el hecho de tener sobrepeso hace que en una gran mayoría de casos, este miedo se acentúe.

por supuesto y como siempre digo, ni todo el mundo cumple con lo que voy a contar, ni puedo hablar de todos los posibles casos y una vez más, me pongo a mi como ejemplo para justificar lo que pienso.

Yo confieso que tengo un miedo atroz a caerme, miedo hacer un ridículo espantoso por ser una torpe gorda que termina despanzurrada en el suelo.
Miedo a ser una gorda de la que se mofa alguien al verme como una cucaracha boca arriba y miedo a que mis complejos se despanzurren también en el suelo junto con las lágrimas de impotencia.

No hay frase mas cierta que esta que resume lo que siento, tengo miedo a ese ridículo de mi cuerpo curvilíneo en esos momentos tan vulnerables.
Por que efectivamente una persona que se cae, que se tropieza, se encuentra en una situación de vulnerabilidad extrema. se unifican un montón de factores. Rabia por no haberlo evitado, quizá dolor por la caída, vergüenza por haberse caído y el orgullo muy herido si alguien se rie de la situación.

da igual la talla que tengas para sentir esto, eso es una verdad como una catedral, pero cuando tienes sobrepeso, parece que todo toma un "peso" mas grande, nunca mejor dicho.

tu cuerpo no va con la misma ligereza por los sitios ni tienes las mismas posibilidades que otras personas.
hace unos dias una chica me decía que había algo que la preocupaba, y era que cada vez, le apetecía salir menos con sus amigas, porque no podía hacer los planes que ellas hacían.
y así de primeras tu piensas ¿quien no puede hacer los planes de las amigas?

pues solo con enumerar algunas cosas, os daréis cuenta de que hay miedos que nunca parecen desaparecer.

ella me decía que si sus amigas se subían a un muro para sentarse, ella tenía que quedarse en el suelo, abajo, pensando que no podía trepar y sentarse con ellas, cosa que obviamente, le hacia sentir, gorda, diferente, más pesada de lo que aparenta y sobretodo desplazada.

si intentaba escalar, tenia miedo de caerse, de que se riesen de su culo gordo intentando trepar hasta donde estaban ellas, y por supuesto, el miedo atroz a todo esto era lo que hacía que no saliese de casa ni aceptase ningún plan.

las más "echadas pa 'lante" le dirían a esta chica que nada de quedarse en casa, le intentarían convencer de que se puede hacer absolutamente todo, yo, le diría que la ACTITUD ES LO MAS IMPORTANTE!
pero ¿quién le explica cuando ve que no puede trepar un muro, que es igual que sus amigas? quién tiene ovarios de decirle eso cuando la realidad se le echa encima como un jarro de agua fría? ¡QUIEN!??? quien le dice que no se caerá, que no parecerá una ballena gigante trepando un árbol?

quien esté libre de pecado que tire la primera piedra porque reirse de las caídas ajenas es algo que en la mayoría de las veces no podemos evitar, y nunca sabemos las consecuencias que tiene.

hace unos días, tuve un ataque de ansiedad por este miedo atroz a caerme, a escurrirme por un sendero y parecer una croqueta gigante rodando y chocando con las piedras.

Lloraba y me negaba a mi misma la posibilidad de intentar traspasar unas piedras que no estaban en un camino llano y fácil.

ahora me pregunto a mi misma, ¿que era más grande? ¿el miedo a las dificultades del camino o el miedo a ser una gorda desparramada?
yo sabía perfectamente que las personas que me acompañaban nunca jamás se iban a reir de mi, pero eso no hace que mi conciencia se calme ni evita que me imagine como una tonta tirada en el suelo llena de rasguños por tener los pies redondos y ser una torpe de primera.

y este es el miedo de gorda que llamo yo, ese miedo que nunca reconocemos, porque escuchariamos lo de siempre, que no es más que nuestra cabeza, nuestros complejos que pesan más que lo que de verdad somos.
y en el fondo sabemos que es verdad, porque yo superé el camino, tuve miedo, un miedo atroz, pero lo superé, no me caí, y disfruté de un dia maravilloso, pero cuantas veces los kg me han ganado esa batalla y me han impedido escalar rocas y montañas?

hoy solo vengo haceros reflexionar sobre este tema y desde el punto de vista de una miedosa, os animo a intentarlo un poco más de lo que lo intentamos a veces. si hay que llorar se llora y si hay que tener miedo se tiene, pero una vez que lo reconocemos solo nos queda SUPERARLO!